sábado, 12 de agosto de 2017

Por un nuevo amanecer


Sus ojos se movían inquietos, mientras sus manos, brazos y piernas iban perdiendo fuerza. Pronto reparó, en que ya no tenía control sobre su cuerpo. Una nebulosa opaca giraba en torno a su cabeza instalándose en su pensamiento. Le costaba reflexionar sobre sí mismo y su entorno.
“Ese puñetero brujo le dio un bebedizo extraño y estaba funcionando.” -Pensó 
Las primeras notas de Adagio en sol menor, le sacaron del inquietante sueño, justo un instante antes de que amaneciera. 
Con su cama frente al inmenso ventanal y tan inmóvil como el día anterior, hoy, volvería a contemplar un nuevo amanecer.




Publicado en:

Palabras a incluir, enviadas por Josė Mota:
Ojos -manos - brazos - piernas- cabeza

Publicado también en:
http://poemame.com/m/relato/por-nuevo-amanecer

3 comentarios:

  1. inmenso ventanal es a veces la vida....fenomenal relato¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leer y me alegra que te haya gustado.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar