miércoles, 31 de mayo de 2017

La vida... ese aliento



La vida, ese aliento cálido que te trae y te lleva hacia tu destino. Que te acompaña y te entiende, mientras tú respiras y haces preguntas.



Prosa poética en 140 caracteres (Twitter)


Publicado en:

http://poemame.com/m/prosapoetica/la-vida-ese-aliento

martes, 30 de mayo de 2017

Luna enamorada



Dulce luna de pasión engalanada,
naufragando a la espera de tu sol amado.
¿Cuál es el pecado que os castiga de poder amaros?





Jugando #Con_5_Palabras en Twitter 
Dulce - Pasión - Luna- Sol - Pecado


Publicado en:

http://poemame.com/m/prosapoetica/luna-enamorada




lunes, 29 de mayo de 2017

En las nubes (Sedoka)



Entre las nubes
esculpiendo sonrisas
y construyendo sueños. 
Unión perfecta
entre montañas blancas,
de celeste algodón.





Sedoka  (Poesía japonesa)

Publicado en:

http://poemame.com/m/versoclasico/en-las-nubes-sedoka

domingo, 28 de mayo de 2017

sábado, 27 de mayo de 2017

Demasiado tarde



Se resentía de su rotura de menisco y el peso de las bolsas con las viandas para la cena, sumado a los tres escalones de entrada a la casa, le estaban matando.
Hoy era el aniversario de boda y quería sorprenderla con una cena romántica, que sirviera de catapulta para remontar ese distanciamiento que sufrían. 
Sería una sorpresa para ella, acostumbrada a su poca o nula memoria para las fechas que son importantes recordar.
Una noche para disfrutarla en el cenador del jardín. Un buen vino, las estrellas y ese farol de testigo... harían el resto. Sólo necesitaba parar un segundo el tiempo, para decirle algo que hacía demasiado tiempo que le debía.
Sonó el móvil. Era ella.
- Hola… tengo guardia, no me esperes esta noche. 
- ¿Hoy? ¿Justo esta noche? - Preguntó sorprendido y contrariado - Es nuestro aniversario. Esta vez no me había olvidado. ¿Tú sí?
Un silencio que duró más de lo debido, se adueñó del teléfono.
- No, no me había olvidado. En todos estos años, nunca lo olvidé. -Dijo ella al fin.
- Había pensado en preparar la cena en el jardín. Estaremos bien y podremos hablar tranquilamente como hacíamos antes.
- No creo que sea necesaria ninguna celebración. Pero tienes razón en una cosa; tenemos que hablar. - Añadió ella en un tono serio y firme.
El silencio de nuevo pesaba como una losa.
- Sólo necesitaba esta noche para decirte... que te quiero. - Dijo él, casi con un hilo de voz.
Al otro lado del teléfono, una respiración entrecortada anunciaba el llanto contenido de ella.
- Yo he necesitado saberlo y sentirlo, cada día y cada noche durante todos estos años. Te volviste frío, distante, lejano. Has llenado tu vida y tu mundo, entre tu trabajo, tus amigos, tus aficiones... Incluso con alguna aventura de la que nunca pensaste que me entraría. Contaban sólo tus sueños, tus proyectos y te olvidaste de los que podíamos compartir. 
Tras las palabras de ella, de fondo, se oyó una voz masculina saludando a su llegada.
- ¿No estás sola, verdad?
- No.
- Te quiero
- Yo ya no. Es tarde para nosotros, lo siento.
Y el teléfono… enmudeció su voz para siempre.





Publicado en:

domingo, 21 de mayo de 2017

Más allá... voy a jurarte (Liras)


Me dicen que te has ido
que debería dejarte partir,
porque ya todo ha sido,
no hay nada por venir;
sólo queda saberte despedir.

Es que no entienden que huyo
por pasar solo una noche contigo.
Abandonada fluyo;
y sin miedo maldigo
muriendo por mil días a tu abrigo.

Por ti agonizaría
mil primaveras nacientes y hermosas.
Todas regalaría
sabiéndolas gozosas,
por volver a nuestras vidas dichosas.

Dicen que hay que seguir.
Dejarte atrás para andar mi camino.
¡Sabrán mi sinvivir!
Desgastada en mi sino,
marcharía por ti en tu cruel destino.

Si no puedo volver,
por ser tu muerte la que a mí me atrapa,
yo te querría ver
bajo una misma capa,
que nos cubra en esta maltrecha etapa.

Mil veces moriría
por otras tantas que te habré llorado,
pensando en si cabría
sin tu adiós ahogado,
que tal vez nada hubiera terminado.

Y es que ellos no lo entienden;
no va a haber muerte que de mí te aparte.
Nuestras vidas trascienden
y estaré para amarte.
También en la muerte... Voy a jurarte.









Lira (Verso clásico)


Publicado en:

jueves, 18 de mayo de 2017

Lamentos (Soneto)




Y tú llorando lágrimas saladas
en un silencio que invade por dentro.
Que el tiempo dilata y pierdes tu centro
robando al ayer palabras amadas.

Añorando cercanías pasadas
afloran heridas de un desencuentro.
Violentos seísmos en tu epicentro,
aciagos recuerdos con puñaladas.

Tatuaje sonoro en tu piel dormida.
Esa tinta atravesada y candente, 
audible, permanente y dolorida.

Queriendo paz por llantos redimida,
pides olvido sereno y paciente.
Sosiego... que de respiro a la vida.



Jugando #Con_5_Palabras en Twitter

Gozar - Palabras - Dulces - Verdad - Pensando



Pensando 
en tu verdad y la mía.
Dándonos 
entre dulces palabras.
Gozar
entrelazando las manos
Besar
uniendo los sueños.





Jugando #Con_5_Palabras en Twitter

Gozar - Palabras - Dulces - Verdad - Pensamiento



Pensando en la verdad
de todo ese amor
que soñé gozar.

Dulces palabras
quedan colgadas
de un deseo incompleto.

Faltabas tú. 



Hágase la música


Los carboneros mostraban reivindicativos sus pancartas. Pendientes de lo que acontecía en la calle, los vecinos los observaban y cuchicheando entre ellos si tenían razón, se decían que el oficio de carbonero estaba condenado a desaparecer.
Por su parte, un juzgado había dictaminado que no podrían talar más arboles para hacer sus carboneras.


Los cinco carboneros -que resistían con cierto desánimo- se miraron, cuando uno de ellos comenzó a cantar con una hermosa voz. Los otros cuatro le siguieron y ante un público improvisado, cambiaron la carbonera por las tablas; -también madera- pero esta vez, barnizada de bellas notas musicales.
Causa del mes: Cadena de ayuda contra la fibromialgia A.C. de México

miércoles, 17 de mayo de 2017

martes, 16 de mayo de 2017

Amar no era suficiente



Las paredes de amarillo chillón daban un aire estrafalario a la estancia.
La mujer atendida por los servicios sanitarios, repetía lamentándose -¡Amar no era suficiente!- mientras se pasaba un pañuelo por la cara.
La mesa baja estaba cubierta de ajo machacado y en el suelo había un pañuelo impregnado con algún tipo de anestesia.
Desde la ventana abierta, se podía ver tirado en la calle el cuerpo inerte del hombre.

- ¿Qué ha ocurrido? -Le preguntó el subinspector

- Amar no era suficiente, quería morderme y llevarme con él al mundo de las tinieblas. Creí que el ajo le espantaría y se marcharía. También intenté anestesiarlo, pero sólo se mareó un poco. Después salió por la ventana.

- Usted le aplicó ese pañuelo y luego lo empujó. Ha sido un asesinato. ¿Es eso?

- Nooo! Se fue volando como hace siempre. Pero volverá y querrá morderme.

- Su marido está muerto en la calle.

- ¡Imposible! ¿Le han clavado una estaca en el corazón?

El subinspector suspirando se paso la mano por la calva. 

- ¡El muerto se ha ido! - Apareció gritando un policía

- ¡¿Qué?!

- ¡No se lo va a creer! Un compañero lo vio levantarse, se le acercó y le dijo: “¡Mujeres!... no hay quien las entienda”. Después dio dos pasos y convertido en un murciélago se fue volando.

- ¡Se lo dije! - Gritó la mujer. - Ahora se tirará toda la noche mordiendo cuellos y volverá al amanecer. ¡¡¡Ve usted lo que tengo que aguantar!!! 






Publicado en www.cincopalabras.com 

domingo, 14 de mayo de 2017

miércoles, 10 de mayo de 2017

domingo, 7 de mayo de 2017

Yo... te esperaré siempre



Compañero de alegrías y penas. Siempre a su lado, conectando miradas confiadas en las que se entiende todo.

La velocidad cedió y un golpe seco lo arrebató del regazo amigo. Voló a través de la ventanilla. Solo en el arcén, ya no encuentra su mirada. Hace frío en el corazón.





Publicado el 6 de Mayo 2017 en:

http://www.cincuentapalabras.com/2017/05/yo-te-esperare-siempre.html

viernes, 5 de mayo de 2017

No es un truco, es amor



Mientras fuera la lluvia caía torrencialmente, el público que llenaba la sala aplaudía satisfecho los juegos de manos y trucos de magia con los que el mago les obsequiaba. Decididamente había conseguido atraparlos en su mundo mágico y con cada nuevo truco, la estupefacta concurrencia no salía de su asombro.
De su bolsillo salió un pañuelo de color magenta y caminando entre las mesas del café teatro, buscó con su mirada, los ojos de una guapa joven sentada junto a su pareja. Sin dejar de mirarla fijamente llegó hasta ella; extendió su mano y cogiendo delicadamente la suya, se inclinó y la besó. Sus ojos se encontraron y en la pequeña distancia que los separaba, ella comprendió instantáneamente, que no había truco en lo que iba a suceder a continuación. El mago volcó la cubitera sobre la mesa; y del pañuelo arrugado entre sus manos, surgió un corazón latiente, que con sumo cuidado puso a refrescar sobre los cubitos de hielo. El rostro del mago perdió su color natural y cayó al suelo, muerto.
Sólo ella sabía... que moría de amor.








jueves, 4 de mayo de 2017

Soledad


Diáfano, vacío y huérfano de historias,

languidecía en su rincón.

A veces…

le alcanzaba la fría tenaza del tiempo

y le oprimía el pecho de tal forma,

que hasta exhalar su propio aliento,

se convertía en trabajoso suplicio;

que dolía y corroía por dentro sus entrañas

sin concebir otra manera de paliarlo.

Sintiéndose un intruso dentro de su propia vida,

la dejó pasar sin apenas tocarla.

Su muerte no sería un suceso destacable.

Ni un titular siquiera.

Pasar sin dejar un vacío,

ni siquiera una huella.

Pasar sin dejar un recuerdo detrás,

un luto, un llanto, una ausencia.

Soledad…

esa que mata sin acero



Publicado en www.cincopalabras.com
Octubre/2016
Causa: Fundación Pequeño Deseo

Ahogando un deseo


No queriendo
dejarse llevar por un deseo,
jugó al despiste entre bambalinas.

Evitaba
encontrar de frente
la tentación de la que huía.

Fuera,
la lluvia caía sin cesar
barriendo deseos y quereres.

El tiempo corría,
mientras una caracola repetía
en un eco sin fin,
sonidos que resuenan,
pesares que no mueren.

Tirado en el arcén
quedó perdido un beso.
Huérfano de un deseo que se ahogó,
porque no fue.
 
 

 
 
Publicado en www.cincopalabras.com
Octubre/2016
Causa del mes: Fundación Pequeño Deseo

miércoles, 3 de mayo de 2017

Entre arenas y sal (Sedoka)







¿Tocamos cielo
tú y yo apagando soles
y anocheciendo juntos?

Uno seremos 
en perfecta armonía
sincronizando sueños.




SEDOKA (Poesía japonesa)


martes, 2 de mayo de 2017

Noche oscura



En tu noche más oscura,
dolor y rabia 
se vuelven insoportables.
Y tu garganta grita 
despojándose del peso 
que lastra tu Alma. 


Grito desgarrado
que descongestiona por dentro,
y que escupe límites imposibles
de cruzar.

Mordiendo, masticando y soltando.
Escapando de una misma.
Cuestionando la impotencia
que habitas.

Desgarrando lamentos
que nadie escucha.
Doliéndote en quejido solitario
por aquello que no pudiste contener.

Desfasado el intento
robas aliento y vida al desánimo.
Subsistiendo entre sordos mutismos,
gritas lo que te arde en las entrañas.

Clamor que la noche esconde...





Publicado en